martes, 4 de marzo de 2008

Maternidad "en solitario"


Les dejo más abajo un texto que está en el sitio de "madres solteras por elección", que como muchas cosas que se encuentran allí, pienso que ofrecen una visión acerca de la maternidad en solitario que nos ayuda a ser más positivas y proactivas en nuestra situación. Además, comparto la idea de que en definitiva cada persona, cada una es la "arquitecta de su propio destino", de manera que, aunque en apariencia las cosas hayan resultado en contra de nuestros deseos o de lo que consideramos justo y necesario, en muchos casos quizás inconcientemente somos responsables de este estado de las cosas, y que por lo tanto si así lo queremos y buscamos puede cambiar.
También me gusta pensar que nuestros hijos e hijas eligieron nacer de estos padres, de aquellos dos que se implicaron, que se separaron, que se amaron, se encontraron, desencontraron, que nunca se conocieron, que se odiaron... están exactamente donde eligieron estar. La vida es perfecta, nuestros hijos son perfectos, nuestra vida...
Nada de esto, por cierto, niega ni quizás ofrece realmente consuelo a nuestras situaciones reales, a las necesidades materiales... a la bruma de emociones en juego: inseguridades, dolor, rabia, sentimiento de abandono, miedo, culpa, penas..., como tampoco a las injusticias y dificultades reales, explicadas y amparadas por distorsiones personales, sociales, culturales... que ameritarán sus respectivas luchas y acciones, individuales o colectivas...
Pero todo tiene también su contraparte gigante de amor, belleza, felicidad, desafío y crecimiento, orgullo... y por todo ello creo que hay que agradecer, en especial, a la participación de quien, conciente o inconcientemente, responsable o irresponsablemente, lo hizo posible.
A continuación el mencionado texto. Aclaro que el "papá" para mí implica compromiso efectivo, presencia regular, afectiva, atenta, que no es privativa del padre biológico, por lo tanto, sustituible: tarea para la casa. Pero siempre que así se pueda, creo que es fundamental contar la verdad acerca del progenitor.

Tu no tienes papá
Una preocupación muy grande de las madres sin pareja es qué les van a decir a sus hijos cuando pregunten por su papá. Aunque eso no debe ser una preocupación ahora, no es mala idea ir analizando la forma en que vas a manejar la situación.
Lo que debes tener en cuenta es que lo más sano siempre es decir la verdad, la cual puedes endulzar o llevar hasta lo cómico si así es más fácil para ti hablar de ella, pero siempre ten en cuenta que la única forma de que tu hijo tenga confianza en ti y en sí mismo es, en cualquier tema, recibiendo siempre la verdad y siendo ayudado para aceptarla.
Maneja la realidad como algo normal desde que es un bebé, no esperes a que llegue un día, cuando tenga cinco años, a preguntarte cuestiones al respecto. Poco a poco puedes irlo ubicando en la realidad y dándole al mismo tiempo expresiones de cariño, tanto físicas como verbales, asegurandole que es el fruto de todo tu amor, toda la gente que lo rodea lo quiere y que su llegada ha traído muchísima alegría a sus vidas. (Si aún no ha nacido, puedes estar segura de que así será). Ten en cuenta que cada comentario tuyo influye en su forma de ver las cosas.

2 opinaron:

Viviana y Sofia dijo...

Muy buen aporte !!!!

yo creo que mientras les hablemos de frente y con la verdad, todo estara bien

Margarita dijo...

Me ha encantado este texto.
Gracias!