miércoles, 20 de agosto de 2008

Socorro, soy una mamá sola

Sabes mi amiga que la familia no fue una ocurrencia que tuvo Dios cuando creó al mundo. No, sino que el propósito de Dios fue que “un hombre debería dejar a su padre y a su madre para unirse a su esposa y los dos serían una sola carne”. Luego, de esa unión vendrían los hijos. En casi cada cultura de este mundo, el casamiento es el evento más importante en la vida de una persona.

¿Alguna vez te preguntaste por que esto es así? Los casamientos han sido celebrados por años con mucha comida, danzas, bebidas y mucho gozo. Nos gusta ver una novia en su vestido de boda, ¿no es así? Las jóvenes sueñan con este gran día en sus vidas. ¿Por qué es así? Yo creo que Dios nos hizo de esta manera. Su plan fue para que los hombres y las mujeres se unieran para llegar a ser una familia, la base de la civilización donde los hijos serán criados y protegidos, cuidados, y amados en la seguridad de la estructura familiar que es: un padre y una madre que, se espera que se amen el uno al otro y a sus hijos. Este es el diseño de Dios para una familia feliz.

Pero, ¿cuándo miras a tu alrededor hoy, que ves? Por donde vivo y alrededor del mundo veo una triste realidad. Un vasto número de hijos, casi el 50% de los niños de este mundo, crecen en familias con un solo padre. ¿Por qué sucede esto? Creo que algunos niños nacen como resultado de una conducta sexual descuidada. A veces una mujer soltera se deja embarazar pensando que así su novio se casará con ella ya que es el padre del bebé. La triste realidad es que este hombre por lo general no quiere enfrentar aún la responsabilidad de la paternidad. Y simplemente desaparece, dejando a la mujer que críe al niño sola.

En algunos casos es la mamá la que se va y deja a los niños con el padre y es así como llega a ser él, el padre solo. Algunas mujeres dejan a sus maridos porque descubren que ellos son infieles y deciden criar a sus hijos por si mismas. Se presentan casos de mujeres que deben criar solas porque el padre de los niños no puede casarse con ella por estar casado con otra mujer o no la quiere tanto como para atarse con ella en el matrimonio. A veces el estar sola resulta de la muerte del cónyuge o porque el hombre decide buscar a otra mujer más joven y bonita. Quizás tu conozcas otras razones pero todas sabemos que tristemente esta realidad de ver a muchas mujeres criar solas a sus hijos, existe hoy día, más que nunca.

Junto a esta situación se suman muchos problemas más teniendo en cuenta que la mayoría son mujeres las que sufren esta problemática. Ellas tienen que proveer para la s necesidades físicas, emocionales y espirituales de sus hijos. Deben de enfrentar grandes problemas financieros por lo cual algunas están forzadas a realizar dos trabajos para reunir el dinero suficiente para pagar las cuentas. Al mismo tiempo los niños por quienes estas mujeres trabajan tanto, son dejados solos en casa o deambulando por las calles, algunos usando drogas o siendo abusados por otros adultos con malas intenciones. Los resultados de esta situación no solo son devastadores para los hijos sino también para la madre sola.

Si hablas con una madre que ha sido abandonada por su esposo, verás la tristeza y el dolor en su mirada. Ella sufre de desilusión, soledad, frustración y estrés financiero. La vida llega a ser extremadamente dura para ella.

Puede ser que tú, mi amiga, seas una de estas mujeres que estuve describiendo. Quizás fuiste dejada sola. Debes trabajar duro para que no falte la comida sobre la mesa. Estás atrapada en una situación desesperante. Te sientes enojada y deprimida y crees que nadie te cuida ni te atiende. Hay algo que los padres solos quieren y necesitan desesperadamente. Es la Esperanza. La ESPERANZA, que el mañana llegará y que Dios te verá a través de tu dolor y desesperación. La esperanza que el sacrificio que haces hoy te traerá la recompensa algún día.

Quiero compartirte la historia de una mujer que se quedó sola con sus hijos desde muy joven. Hoy sus hijos ya son grandes y si hablas con cualquiera de ellos y les preguntas que es lo más importante que hizo su mamá por ellos, te dirán: “Ella siempre oraba por nosotros y con nosotros. Sufrió tremendamente, pero nunca la vimos desesperada. Nos enseñó con su ejemplo a esperar en Dios y confiar en Su Palabra, La Biblia. Conozco a esa mujer muy bien y la llamo “Torre de Fortaleza”. Presencié la boda de uno de sus hijos recientemente. Un muchacho tan bueno que ella como madre produjo en medio de la pobreza, de las luchas, del duro trabajo y del mucho dolor.

¿Sabes mi amiga, que lo que a ti te está sucediendo en este momento no pasa desapercibido para Dios? El entiende tu dolor y tu frustración. El te ama a ti y a tus hijos. El te dará la fuerza para continuar adelante día a día. Todo lo que tienes que hacer es orar y pedirle Su guía y protección. Y que sane las heridas de tu corazón y te de Su paz. Jesús nos dice: “Vengan a mi los que están cansados y afligidos y yo los haré descansar”. ¿Vendrás a El hoy?


Desde| Proyecto Ana

1 opinaron:

Fiorella dijo...

Tienes mucha razon, muy bueno el articulo.